En memoria de mi tía Berta García-Barrosa Candia.

Como tantas veces sucede, la muerte llega de forma repentina, sin avisar. Así sucedió con el fallecimiento de mi tía Berta. Esta circunstancia y el estar lejos de los míos en su despedida, me hizo recordar con sorprendente claridad muchos momentos vividos a su lado. La emoción y el dolor por la ausencia de mi tía Berta, me ha hecho comprender mejor etapas de mi vida a su lado que transcurrieron con la sensación de que todo aquello era de lo más normal, cuando no fue sino algo excepcional, singular y maravilloso. Nunca, antes, entendí el privilegio de tener dos madres. María de Lourdes, mi madre biológica y Berta, mi madre putativa.

El inesperado fallecimiento de Berta ha dejado pendientes unas cuantas conversaciones entre mi tía Berta y yo, que serán ahora en las alturas. La discreción que heredó de Angelina, su madre, no impedía que me informara de asuntos de mucha enjundia que a otros solo dejaba entrever. A diferencia de mi madre, María de Lourdes, y la suya, Berta sí era capaz de relatar asuntos trascendentales de su vida, sin pelos en la lengua.

Durante la pandemia del COVID-19 nos hemos hartado de oír hablar de la resiliencia, porque las restricciones que nos obligaban a protegernos del bicho, también nos obligaron a adaptar sustancialmente la forma de vida. A mi tía Berta le sobraba resiliencia. En realidad, su vida es una cátedra de resiliencia.

Los primeros y trascendentales sucesos que obligaron a mi tía a hacerse fuerte, resistente y resiliente son dignos de un buen guión cinematográfico. La escena transcurre el 8 de enero de 1959 por las calles de La Habana. La población se agolpa en las calles para recibir a Fidel Castro, el Che, Camilo Cienfuegos y sus guerrilleros, celebrando la victoria sobre el ejército del dictador Batista. Dos mujeres jóvenes, hijas de la inmigración española y pertenecientes a la burguesía habanera, vitorean, al lado de cientos de miles de personas, a Castro y su ejército, con la alegría e ilusión de quienes creen recibir la libertad, la paz, la democracia y la seguridad para el pueblo cubano. La rebeldía propia de su edad les hizo ignorar los deseos y la voluntad de su familia, que ya desconfiaba de Fidel desde sus tiempos de líder estudiantil y les advirtieron de no mezclarse con aquellos revolucionarios sospechosos. Con la complicidad de un pariente suyo, se vistieron en su casa con blusas rojas y faldas negras, como habían pedido los guerrilleros del Movimiento Revolucionario 26 de Julio a quienes les fueran a recibir a su llegada de Sierra Maestra. El ímpetu juvenil y las ansias de libertad pudieron más que las advertencias de sus mayores, y salieron alborozadas a la calle convencidas de estar viviendo momentos trascendentales para la Historia de Cuba. ¡Vaya si lo fueron! Las peores sospechas del abuelo de Berta y Lourdes se hicieron realidad en pocos meses. Castro sucumbió pronto a los encantos del comunismo soviético y los deseos de Berta, Lourdes y millones de cubanos se frustraron irremisiblemente. La libertad, la democracia, la prosperidad y el derecho a la propiedad privada se sustituyeron por la tiranía, el terror, la miseria y la alienación del pueblo. La empresa americana en la que trabajaba Berta fue una de las primeras que confiscó el nuevo régimen castrista. La posibilidad real de que Berta fuera enviada a un ingenio a cortar caña de azúcar obligó a mis abuelitos de Cuba a tramitar los visados y permisos para que Lourdes y Berta escaparan de aquel desalentador escenario. Con lo puesto y poco más, salieron de Cuba hacia Asturias, donde la familia de Manolo Arrinda, mi abuelo, las acogería y cuidaría en sustitución de sus padres. Sesenta y dos años después de aquellos acontecimientos los cubanos siguen sometidos al yugo del comunismo. Berta no volvió a pisar suelo cubano, antes de fallecer. Se autoimpuso hacerlo solo si la libertad y la democracia regresaban a la tierra que le vio nacer.

Sin apenas tener yo uso de razón, se convirtieron en cotidianas y normales situaciones que resultaron del traumático cambio de vida que ocasionó la Revolución Cubana en mi madre y su hermana. Los lazos de hermandad se fortalecieron y redoblaron para sobrellevar el dolor por la salida de Cuba y el alejamiento de sus padres durante casi diez años. Con la poderosa ayuda de la fe, la unión entre las dos hermanas redobló su fortaleza para, juntas, siempre juntas, afrontar la larga ausencia de su familia en Cuba y la adaptación a un entorno físico y social radicalmente distinto al que les vio crecer en La Habana. Esa ayuda mutua y sin fisuras no cambió sustancialmente tras contraer matrimonio con los hermanos Prendes, Amando y Pipo. Así que, lo que para nuestros vecinos y amigos era algo peculiar y distinto, se convirtió en cotidiano y del todo normal para mí, mis padres, mis hermanos y mis primas. Dos familias surgidas del matrimonio entre dos parejas de hermanos y hermanas convivían física y afectivamente como una sola. Para entender lo privilegiado que me he sentido al ser hijo de dos madres simultáneamente, baste entender lo que supone recibir doble ración de cariño, cuidado, afecto, protección, guía, enseñanza, ejemplo, instrucción, cobijo, ánimo, estímulo y qué se yo cuantas otras cosas tan importantes en la configuración de mi personalidad.

Berta sentía un amor sin fin por la cultura. Fue una gran lectora, en especial de novela negra. En su biblioteca se agrupa toda la obra de Agatha Christie, además de un gran número de ejemplares de distintos géneros. Novela histórica, novela clásica y contemporánea. Insaciable bibliófila. Compró y leyó, siempre, muchos libros. Como miembro del Círculo de Lectores, en quioscos, librerías y venta on-line. Participó hasta su muerte en la tertulia literaria que dirige en Candás María Teresa Álvarez y fue, desde sus inicios, miembro del jurado del concurso literario que convoca cada Semana Santa la Parroquia San Félix de Candás.

La influencia de su abuela materna, profesora de piano en La Habana, y su tía Lely, organista de la Congregación de Hermanas de la Preciosa sangre de Jesús, le inclinó de por vida al disfrute de la música. Tocaba el piano y la guitarra. También era integrante de los coros parroquiales que acompañaban año tras año las celebraciones religiosas de Semana Santa y Navidad.

Su tendencia a servir a los demás, le metió en la política municipal, aunque no quiso nunca estar en primera línea. Su traumática experiencia de vida con el comunismo revolucionario y la Dictadura de Batista, le permitió entender de forma independiente lo que supuso el final de franquismo y la llegada de la Democracia a España. Podríamos decir que tenía autoridad moral para persuadir a nostálgicos del franquismo y fervientes militantes del neocomunismo, de los cantos de sirena que unos y otros proclamaban en sus mítines.

Que Dios y la Santísima Virgen de la Caridad del Cobre te bendigan, Berta.

Carlos-M. Prendes García-Barrosa

Genk, 28 de Abril de 2022.

Publicado en Tribuna Libre | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

The Red Torpedoes in the ICF Sprint Canoeing World Cup of the COVID 19 season.

The forced modification of the planning after Tokyo 2020 and the Olympic qualification postponement was a challenge for those of us who wanted to maintain a right motivation level in the athletes training. Regardless of the planning system chosen, all of them culminate with a main competition. The participation in the Szeged 2020 World Cup at the end of September was the flame that encouraged coaches to insist on motivating athletes. If this was cancelled, there would have been no purpose in prolongating our training schedule.

The Red Torpedoes knew how to deal with the setbacks that the pandemic showed us and they got to the end of the training process with a very good performance level that allowed them to achieve more than good results at the Szeged World Cup. Congratulations, guys!

(Thank you, Elena, for such a good video edition 😉

Carlos-M. Prendes García Barrosa

Genk, 08-10-2020

Publicado en "Mi Piragüismo" | Etiquetado , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Gracias, Antonio Escohotado.

Ha fallecido Antonio Escohotado. Puedo reprimir la tristeza a la que me empuja su muerte, sabiendo que podré recurrir a sus libros, a sus conferencia y a sus entrevistas cada vez que me proponga ser mejor persona. Hace mucho tiempo que sigo y admiro a Escohotado. Su hambre de conocimiento y la forma tan didáctica con la que siempre ha transmitido esta pasión suya, me atrapó desde el principio. Antonio Escohotado era un humanista de libro, un ejemplo sin igual de espíritu crítico, un radical amante de la libertad. Quiero experimentar el conocimiento como fuente inagotable de placer, de la forma que tú tantas veces has explicado.

Gracias por tu ejemplo y estímulo.

Que Dios te bendiga, Antonio Escohotado.

Carlos-M. Prendes García-Barrosa.

Genk, 21 de noviembre de 2021.

Escohotado consideraba el «Don´t think twice, it´s all right» de Dylan como la mejor canción del SXX.

Publicado en Tribuna Libre | Etiquetado | Deja un comentario

El lobo feroz del nacionalismo acecha travestido de abuelita cooficialidad.

Hete aquí al lobo feroz a punto de merendarse a la caperucita feliz de la sociedad asturiana, que de idéntica forma que el resto de españolitos, ha sucumbido a los encantos del buenismo mediático y gubernativo, para aceptar la cooficialidad del bable como algo útil, moderno y necesario, cuando no lo es. Y así, con un poco de vaselina, para que duela menos, tenemos al lobo del nacionalismo metido en nuestra cama, dándonos por salva sea la parte, antes de merendarnos, sin habernos enterado. Solo un poquito.

No hace falta estar muy atento a la actualidad de nuestros municipios, nuestras redes sociales y los medios de comunicación asturianos, para comprobar como prolifera el bable uniformizado, ese que nunca hemos escuchado, ni emplearon nuestros ancestros, ni antes, ni después de la Guerra. Ni la Civil, ni la de Marruecos, ni la de Cuba, ni la de la Independencia. Pero es que, los artesanos de este estropicio, quieren que, nosotros, los asturianos, también tengamos una identidad particular, para que cuaje la nación asturiana. Y así, renombran nuestros pueblos y barrios, nos dictan cómo tenemos que hablar entre nosotros y entendernos con las administraciones regionales, para darle forma a ese maléfico plan que enarbolará la llingua como estandarte del nuevo hecho diferencial astur. En la discusión del asunto, se obvia el resultado final de la maniobra lingüística: asturianos de primera y de segunda. Los buenos y los malos. Que ya se encargará el politburó del engendro nacionalista excluyente, en señalar a unos y otros. Los astures con pedigrí, de primera, que hablan como dictan los lingüistas nacionalistas astures, y los de segunda, los malos asturianos hispanohablantes, que no son más que unos fascistas retrógrados que deben salir del terruño, para no molestar. Los ejemplos de esta fechoría están muy cercanos en el tiempo y en la geografía.

Todo ésto, en una sociedad global, interconectada en aspectos tan prácticos y definitivos como son la educación, la economía, el empleo o la sanidad. En este mundo global, quieren imponernos el uso del bable, para cercenar aún más nuestras posibilidades de revitalizar el gran páramo y asilo de ancianos y jubilados en que se está convirtiendo Asturias. Los pocos recursos que tenemos habrá que dedicarlos a uniformizar en la llingua a toda la administración política, educativa, sanitaria y cultural asturiana. ¡Será por perres…! Y los jóvenes asturianos a dedicar su tiempo a formarse obligatoriamente en una lengua que, en el mejor de los casos, les facilitará el acceso al reducidísimo mercado laboral que ofrecerá a sus fieles la minúscula y cerrada nación astur.

Soy tanto o más asturiano que cualquiera de estos nuevos modelos de conducta astur impuesta. Lo llevo en la genética y en la educación. He crecido en una sociedad tolerante en cualquier uso lingüístico. Aquella en la que convivían gentes que hablaban indistintamente el español o castellano, con los que usaban esa misma lengua con giros lingüísticos locales y los que proviniendo de otros concejos asturianos, se expresaban en español o en el bable asimilado a sus propios giros lingüísticos. Sin ningún problema de comunicación y aceptación del otro. Cualquiera de los de mi generación, hemos sido capaces de alternar el uso del español o el habla propia de nuestro pueblo, sin dificultad alguna, ya fuera el interlocutor un vecino o un forastero.  Una sociedad tolerante y abierta que ahora se quiere uniformizar en una sola dirección. Me niego. Se está cercenando nuestra libertad.

 ¡No a la cooficialidad del bable!

Carlos-M. Prendes García-Barrosa

Genk, 7 de noviembre de 2021.

Publicado en Tribuna Libre | Etiquetado | Deja un comentario

¡Qué bueno seguir teniéndote cerca, velando por nosotros, Papá!

Quienes somos creyentes, tanto que nos ahorramos en disgustos y azarosos pensamientos, en relación al final de la vida. ¿Existe algo más angustioso que pensar en la eternidad post mortem sin ninguna alternativa, al menos en la esfera espiritual, que llene tan enorme vacío? No encuentro tormento psicológico más terrible que ser consciente, aun en vida, del paso eterno del tiempo y todos sus acontecimientos, tras la muerte, sin poder ser protagonista o al menos espectador de los mismos. Y así, años y años, siglos y milenios, sin retorno posible. ¡Qué espanto! La idea de un cielo que nos es próximo, con la íntima cercanía de los seres queridos que han pasado ya a esa mejor vida, resulta de lo más esperanzadora para quienes todavía tenemos que pasar por el trance de la muerte.

Ahora podréis entender el marco en el que mi padre y yo hemos hecho balance de los diez años que han pasado desde que nos dejó.

Si recordáis las últimas intervenciones públicas de mi padre antes de morir, aquel que parecía un tanto ajeno a la vida familiar y solo ocupado de sus Gorilas, se emocionaba al referirse al orgullo que sentía por los suyos, aquellos a los que él creía haber desatendido más de lo necesario por tantos desvelos con las piraguas. Y así ha comenzado a relatarme, con mi sensibilidad a flor de piel, su visión de lo que por aquí ha acontecido mientras él no estaba físicamente entre nosotros. “Cuidad de vuestra madre, Carlos. Nunca podría haberme imaginado lo bien que ha llevado adelante la empresa familiar desde que yo no estoy por ahí. Hacedle siempre caso”. “Qué razón tenía ella con lo de saber olvidar, y no solo perdonar, para ser feliz. Seguid su ejemplo”. “¡Cuántas satisfacciones me dan mis nietos! Enseñadles a ser cariñosos, generosos y disciplinados. Quiero que sean fuertes en los momentos difíciles” Y volvía a salirle la vena paternalista: “Que sepan cumplir con sus obligaciones. Las académicas, las laborales y las espirituales. Ante todo, el sentido del deber, Carlos”.  Lo he notado feliz. Gozoso. He cometido el error de preguntarle por las cosas en que ocupa su tiempo, sin darme cuenta de que esa realidad ya no resulta preocupante en las alturas. Su entusiasmo me transportó, poco a poco, a su mismísimo cielo. Por momentos entendí el significado de “estar subido en una nube”. La paz, la luz, la calidez de su voz volvió con nitidez.  La felicidad que desbordaba su relato se convirtió en carcajada, cuando, rompiendo el “hechizo”, aseguró que no le haría ascos a una fugaz vuelta a la vida terrenal para celebrar con unos pastelinos y un vaso de leche cualquiera de las alegrías que le dábamos. Al hablar de Los Gorilas salió a relucir su faceta más inconformista: “Hay que ser más ambiciosos, Carlos”. En este caso, su mensaje sonaba tan contundente como si me lo estuviera espetando con su megáfono. “Somos Los Gorilas. Somos de Candás. Somos Los Gorilas, mejores no hay. ¡Pomba y ras. Pomba y ras!”. Que si, “cuidado en la carretera, con las furgonetas”. Que si, “hay que tener limpio y ordenado el hangar, en Trasona”. Que si, “exigidle al Ayuntamiento y al Principado que se impliquen más con el club”. En este apartado de nuestra charla, se mostró más contundente que en cualquier otro tema. Aquella misión que en vida sintió le fuera encomendada para ayudar a la juventud, sigue latente en su discurso. “Quiero buenas personas en el Club, Carlos”.

La cuestión política y social en Asturias y España nos duró apenas un suspiro. Lo encontré tan pesimista como yo. Mi padre siempre tuvo muy claro lo peligroso de los extremismos en cuestiones identitarias, territoriales y lingüísticas. Le advertí de lo mal que lo pasaría ahora, entre nosotros, en una sociedad, la actual, que tanto abusa del victimismo, el buenismo y lo políticamente correcto.  Mejor lo dejamos para otra ocasión, le propuse.

Los encuentros contigo en ese área difusa, a veces inaccesible, el límite entre el cielo y la tierra, son un bálsamo que compensa el enorme vacío que nos dejaste. ¡Qué bueno seguir teniéndote cerca, velando por nosotros, Papá!

Carlos-M. Prendes Gª-Barrosa

Genk, 19 de agosto de 2021.

Publicado en "Mi Piragüismo" | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Tokyo 2020 – Red Torpedoes

The amount of intensity with which every day is packed at the Olympic Games prevents you from analyzing what is happening at every moment with the proper perspective. Unique events, surprising and exciting at the same time, happen at breakneck speed, without being able to taste and digest them as much as deserved. Such an attractive scenario also has the risk of destabilizing the athletes. In the case of Artuur, Hermien and Lize, the opposite was the case. The magnitude of the event helped to increase their motivation and commitment to achieve their goals. The Red Torpedoes competed at the height of the special setting of the Olympics. They left nothing out. They knew that this time the responsibility was greater and they could not have done better. The thin line that separates our good overall result from being rated as very good is very thin. Their daily behavior and attitude in the imposing Olympic showcase filled me with satisfaction and served as an encouragement to live up to them.  

Congratulations, Hermien, Lize and Artuur!  

Thank you Maarten de Wilde for the impeccable direction and for always making us feel protected!  

Thank you Mathieu Gram @gram_challenge for understanding so well what an efficient paddling means and for the enthusiasm and ambition you convey to us! Thank you Vincent Adriansen and Jeroen Demeest for replacing Matthieu in such an efficient way when necessary

Thank you Vincent Vanbelle for your encouragement and for constantly looking after our health! 

Thank you Stephanie @stephaniescheirlynck and Raf Van Dyck for helping us to feed and fuel ourselves to win! 

Thank you Bieke @newtom.be  for helping us to be stronger!  

Thank you Arne @arnejaspers for helping us to correctly understand the training loads and for always exciting us with new ideas!

Thank you Peter Hespel @bakalaacademy for the scientific advice when taking important decisions!

Thank you Jeroen Megank for opening horizons and removing uncomfortable obstacles! 

Thank you Bram Sikkens @bram_sikkens for giving back so generously the encouragement and models offered mutually, being the number one Red Torpedoes dynamizer!

Thank you @nelokayaks, @jantexpaddles and @braca_paddles for providing us with the best material!

Thank you Kurt and @sportvlaanderenwillebroek staff for opening your home doors which we feel as our own!  

Thanks to the coaches of your club, Neerpelt @neerpeltse_watersport_club who laid the foundations for your future high performance level!

Thank you to Peddelsport Vlaanderen @peddelsportvlaanderen  for taking care of our project from the beginning!

Thanks to the parents, Leen – Walter and Heide – Erik, for having created and educated such talented athletes and given to excellence!

Thank you BOIC – Team Belgium @teambelgium for the logistics and continued support in Tokyo 2020!

Thank you Bob @bobmaesen for the extra support for your own team! 

THANK YOU, most especially, WIM MEIRESONNE – Sport Vlaanderen @sportvlaanderen for unconditionally supporting our project and acting as a patron, just like you are one of us! 

Carlos-M. Prendes García-Barrosa

Genk, 16 August 2021

Español

La intensidad que envuelve cada día en los JJOO te impide analizar con el poso y la perspectiva adecuada lo que sucede en cada momento. Acontecimientos únicos, sorprendentes y excitantes a la vez, suceden a velocidad de vértigo, sin que puedas saborearlos y digerirlos como se merecen. Ese escenario tan atractivo tiene también el riesgo de desestabilizar a los deportistas. En el caso de Artuur, Hermien y Lize no sucedió sino lo contrario. La magnitud del acontecimiento sirvió para aumentar su motivación y entrega para lograr sus objetivos. Los Red Torpedoes compitieron a la altura del marco especial que representan los JJOO. No se dejaron nada dentro. Sabían que esta vez la responsabilidad era mayor y no pudieron hacerlo mejor. La frontera que separa nuestro buen resultado global de ser calificado como muy bueno es finísima. Su comportamiento y actitud diaria en el imponente escaparate olímpico me llenaron de satisfacción y me sirvió de estímulo para intentar estar a su altura.

¡Enhorabuena, Hermien, Lize y Artuur!

Gracias Maarten de Wilde por la impecable dirección y hacernos sentir siempre protegidos .

Gracias Mathieu Gram por entender tan bien lo que es un paleo eficiente y por el entusiasmo y la ambición que nos transmites. (Gracias Vincent Adriansen y Jeroen Demeest por complementar el trabajo de Mathieu de forma tan eficiente)

Gracias Vincent Vanbelle por tu estímulo y velar constantemente por nuestra salud .

Gracias Stephanie y Raf por ayudarnos a alimentarnos para ganar.

Gracias Bieke  por ayudarnos a ser más fuertes.

Gracias Arne por ayudarnos a interpretar correctamente las cargas de entrenamiento y por ilusionarnos siempre con ideas novedosas.

Gracias Peter por el  asesoramiento científico en la toma de decisiones importantes.

Gracias Jeroen Megank por abrir horizontes y eliminar incómodos obstáculos.

Gracias Bram Sikkens por devolver con tanta generosidad el estímulo y los modelos que ellos te ofrecen, siendo el dinamizador número uno de los Red Torpedoes.

Gracias Kurt y staff de S.Vl.Willebroek por abrirnos las puertas de vuestra casa que sentimos como la nuestra.

Gracias a los entrenadores de vuestro club, Neerpelt, que cimentaron tan bien las bases para vuestro futuro alto rendimiento deportivo.

Gracias Peddelsport Vl por tutelar nuestro proyecto desde el principio.

Gracias a los padres, Leen – Walter y Heide – Erik , por haber creado y educado a deportistas tan talentosos y dados a la excelencia.

Gracias BOIC – Team Belgium por la logística y el apoyo continuo en Tokio 2020.

Gracias Bob por el extra de apoyo hacia los tuyos.

GRACIAS, muy especialmente, WIM – Sport Vlaanderen por apoyar  incondicionalmente nuestro proyecto y ejercer de patrón, pareciendo que eres  uno más de los nuestros.

Tokyo 2020 – Red Torpedoes
Publicado en "Mi Piragüismo" | Etiquetado , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

¡Viva el Rey!

¡Viva el Rey! Principal garante de la unidad de España. Ante el obsceno y peligroso ataque al orden constitucional por parte de independentistas y extrema izquierda, promoviendo un cambio de régimen en España, con los complejos y la cobarde pasividad de tantos que dicen ser defensores de esta unidad, digo una y mil veces más: ¡Viva el Rey!

Carlos-M. Prendes García-Barrosa

Genk, 12 de octubre de 2020

Publicado en Tribuna Libre | Etiquetado , , | Deja un comentario

«Como los perros selectos. A. Prendes Viña»

Cuando falleció mi padre me impuse la exigencia de dedicarle un escrito en mi blog coincidiendo con cada aniversario de su muerte. Aunque le tengo presente cada día, la reflexión previa a cada texto en memoria suya, me sirve aún más para analizar en qué medida sigo sus enseñanzas de toda una vida.

La educación que recibimos de nuestros padres en los primeros años de nuestra infancia resulta definitiva en la configuración de nuestra personalidad. Son muchos los rasgos de nuestra conducta, adquiridos en esos primeros seis u ocho años de nuestra vida, que quedan marcados de forma indeleble en nuestra personalidad. Cuántas veces en nuestra madurez no hemos caído en la cuenta de que nuestro comportamiento resulta, en tantas cosas, tan parecido al que tenían nuestros padres. Siendo esto tan evidente, también lo es la etapa de nuestras vidas en la que mostramos rebeldía y ruptura hacia los planteamientos de nuestros mayores. Es un comportamiento pasajero y distintivo de la juventud. En mi caso sucedió de forma ostensible cuando, recién llegado a la universidad, conocí los planteamientos de la pedagogía nueva en contraposición a la tradicional. Aquello mi hizo cuestionar si lo que yo había aprendido como bueno, no lo era tanto.

Mi padre enseñaba a sus pupilos que cada uno tenía que cumplir con su deber, sin excusas. Y él, que era muy exigente consigo mismo, predicaba con el ejemplo. Su jornada de trabajo era larga e intensa. Día tras día. Todo el año. Sin vacaciones. El oficio de carnicero le ocupaba toda la mañana. Las primeras horas de la tarde ejercía de chacinero, embutiendo chorizos, morcillas y salchichas. Desde la media tarde hasta la noche no era menos la intensidad con la que ejercía como entrenador. El cansancio que podía haber acumulado hasta ese momento del día lo contrarrestaba con la pasión que sentía por Los Gorilas y el Piragüismo. Esta rutina laboral culminaba poco antes del descanso nocturno con el balance de gastos e ingresos de cada jornada, que reflejaba con letra de amanuense en los libros de contabilidad de la carnicería. La única pausa que se tomaba entre tanto laborar era la siesta de treinta minutos diarios, después de comer y echar un vistazo al periódico, que no era sino una estrategia para atraer hacia él el sueño de Morfeo. Mi padre dormía la siesta en una habitación alejada de los ruidos de la calle y los vecinos. Era la habitación de sus hijos varones.

Cuando la Pedagogía nueva despertó mi faceta rebelde, reaccioné culpabilizando a mi padre de todo aquello que, equivocadamente, entendí me había enseñado mal. Mi nivel de comunicación con mi padre se redujo sustancialmente y empecé a darle muestras de mi descontento con mensajes que pegaba en la pared para que los leyera cuando se despertaba de la siesta que dormía en mi cama. Uno de estos mensajes reflejaba la siguiente cita: “El joven debe de ser rebelde, inventor de cosas, original y antagonista, cerrado a los prejuicios que acerrojan la inteligencia y la voluntad de los mayores” y el nombre de su autor: Enrique Tierno Galván. A pesar de la provocación, mi padre no reaccionó. A fin de cuentas, su opinión coincidía, en parte, con la que expresaba Tierno en algunos pasajes de la cita. Di un paso más en mi estado de rebeldía cuando clavé en la pared otra nota con una cita sacada de uno de mis libros de Pedagogía, que redoblaba el órdago: “Lo único importante es la felicidad cotidiana y el futuro asegurado. B. F. Skinner” Cuando esa misma noche me acosté en mi cama, descubrí un añadido debajo de la cita de Skinner. Decía: “Como los perros selectos”. Aunque la caligrafía era inconfundible, la apostilla llevaba firma: A. Prendes Viña.

Amando Prendes llevando adelante a sus Gorilas. Jesús Rodríguez Inclán

La anotación de mi padre y muchas otras conversaciones posteriores, despojadas ya por mi parte de la rebeldía que me habían hecho enfrentarme a la autoridad paterna, me hicieron reflexionar durante mucho tiempo sobre el sentido de la educación y lo muy afortunado que yo había sido por las enseñanzas que mis padres me habían dado en mi infancia. Aquella frase provocadora, insolente y llena de egoísmo, chocaba frontalmente con el ideal de vida de mi padre. Desde muy joven entendió que su vida era una misión y que esta misión era ayudar al prójimo. A eso dedicó toda su vida. A los demás.

Hace poco tiempo escuché una opinión muy lúcida de Javier Gomá sobre la única forma que hay para morirse uno tranquilo y no es otra que sabiendo que dejas un legado merecedor de elogio por parte de quienes te suceden en este mundo. Tú, lo conseguiste, papá.

Carlos M. Prendes García-Barrosa

Genk, 19 de Agosto de 2020.

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , , , | 4 comentarios

Red Torpedoes – Setting goals after lockdown

The pandemic caused by the Covid-19 and the lockdown that came along have made the Red Torpedoes deal with new and exceptional situations.

The training process of every elite athlete has, as its working guideline, the achievement of some ambitious objectives which are set at the beginning of every season. Those we had established as primary for the season of 2020 were useful for Hermien, Lize, Artuur and Bram to face every training-session with the required motivation and physical demand. When the lockdown emerged, and competitions for the season of 2020 were either canceled or put on-hold, elements of surprise, distrust and uncertainty were introduced to the process. The following acceptance of this new –yet rare– situation and the updating of the competition calendar facilitated the progressive come-back to the training-sessions with a much needed motivation.

During the last seasons, we have spent a lot of time developing crucial values common to team sports in order to reinforce the engagement among  the Red Torpedoes. This group dynamics have managed to strengthen even more the bonds between the crew members, so they can achieve ambitious projects both in team and individual boats. The confidence that is offered by a united team of athletes, coaches and experts supporting each other in interdisciplinary ways, allows us to face with courage every future major challenge.

In spite of the risk and the inconvenience we feel during the current situation the pandemic took us to, I believe that feeling of belonging to an incredible team –our society– has been reinforced.  All the lockdown obligations, which were indeed necessary to avoid further spreading of the virus, have contributed to that same feeling. Those qualities, that have been improved on a personal level, will make it possible to meet with guarantee all our common targets within another incredible team: the Red Torpedoes.

Carlos M. Prendes García-Barrosa.

                                                                                                         Genk, the 16th of June 2020.


 

 

Publicado en "Mi Piragüismo" | Etiquetado , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Red Torpedoes – Fijando objetivos tras el confinamiento

La pandemia provocada por el COVID-19 y el consiguiente confinamiento, han hecho experimentar situaciones nuevas y excepcionales a los Red Torpedoes.

El proceso de entrenamiento de los deportistas de alto nivel tiene como guía de trabajo la consecución de ambiciosos objetivos fijados al inicio de cada temporada. Los que habíamos definido como principales para la temporada 2020 han servido a Hermien, Lize, Artuur y Bram para afrontar cada sesión de entrenamiento con la motivación  y el nivel de exigencia necesarios. La llegada del confinamiento, con la consiguiente suspensión y aplazamiento de competiciones en la temporada 2020, introdujo en el proceso elementos de sorpresa, desconfianza e incertidumbre. La posterior aceptación de la nueva situación y la actualización del calendario de competiciones ha facilitado la progresiva vuelta a los entrenamientos con la debida motivación.

En las últimas temporadas hemos invertido mucho tiempo en desarrollar en nuestro equipo valores propios de los deportes de equipo para fortalecer el compromiso de los nuestros con el proyecto Red Torpedoes. Las dinámicas de grupo han pretendido consolidar lazos que unen más a los tripulantes de embarcaciones de equipo en proyectos ambiciosos solapados a los siempre importantes en la embarcación individual. La seguridad que ofrece un equipo unido de deportistas, técnicos y expertos que apoyan interdisciplinarmente, permite afrontar con confianza los enormes desafíos que tenemos por delante.

A pesar del riesgo y lo incómodo de la situación a la que nos llevó la pandemia por el COVID19, por tantas obligaciones para evitar contagios, tengo la sensación de que el sentimiento de pertenencia a un gran equipo: nuestra sociedad, se ha visto reforzado. Esas cualidades, mejoradas a nivel individual, harán posible afrontar con garantías los proyectos comunes de otro gran equipo: los Red Torpedoes.

Carlos-M. Prendes García-Barrosa.

                                                                                         Genk, 16 de junio de 2020.

 

Publicado en "Mi Piragüismo" | Etiquetado , , , , , , , , , , | Deja un comentario